culto al cuerpo

El culto al cuerpo está de moda

Aunque les indigne a muchos fofisanos, el culto al cuerpo es algo que se lleva cada vez más. Es una moda que no pasa y que de un tiempo a esta parte ha comenzado a notarse en gente joven y de mediana edad que encuentran en el culto al cuerpo un interés muy especial.

En el caso de los jóvenes ya no solo es el culto al cuerpo lo que está de moda sino también el deseo de adquirir cierto protagonismo, cierta especie de belleza exterior.

Los gimnasios son el lugar donde más culto al cuerpo se rinde, son como los templos donde las esculturas de carne se moldean con máquinas muy modernas.

Pero el culto al cuerpo implica también culto a la alimentación ya que mantener una cierta estética está muy relacionado con el tipo de comida que ingiramos.

Cada día se ve como la tendencia al culto del cuerpo está en alza. Se ha incrementado la gente que sale a hacer running y footing en la calle, es toda una revolución tanto en lo que respecta a la salud como en la búsqueda del culto al cuerpo.

Gente joven pero también gente de mediana edad son partidarios de que los ejercicios físicos son algo más que una moda. Y que al tiempo que nos permiten mantener un peso y en equilibro, ayuda también al estado emocional por la liberación de endorfinas.

Sin embargo hay determinada gente de mediana edad o algo mayor que van más allá y, en vez de venerar culto al cuerpo moldeándolo en el gimnasio optan por el quirófano. Se quitan excesos de grasa de las cintura, de los pechos en el caso de las mujeres, de los contornos de los ojos, así como del estiramiento facial al punto que encuentran en ese tipo de tratamientos, una satisfacción que de manera ficticia les devuelve los años que la edad madura le comió a la juventud.

La tendencia a verse joven está de moda. Es algo que va demasiado de prisa y muchas marcas de ropa han entrado al juego también. Hay tiendas donde solo se venden prendas de licra que se ajustan al cuerpo, ya sea camisetas como pantalones.

Es como si lo que dictara la tendencia trazara una línea divisoria entre los que cuidan su estética de los que no, los que la cuidan y tienen poder adquisitivo bienvenidos sean y quienes no la cuidan quedan fuera.
Es bueno y saludable que en los tiempos que vivimos haya más atención a desastres de la naturaleza, al cambio climático y al cuidado de la alimentación, pero aunque también son tiempos de diferencias sociales, el cuidado del cuerpo es algo que está cobrando cada vez más fuerza. La apariencia, la delgadez y la juventud por siempre es el lema implícito en muchos productos de consumo.

Cuidar la estética, cuidar la alimentación está muy bien pero de ahí a hacer una obsesión de algo que comenzó con una moda, hay una gran diferencia.

Leave a Reply

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *